Saltar al contenido

¿Cómo tener unas Cejas Perfectas?

Como si de un elemento más de nuestra personalidad se tratasen, el poder que las cejas son capaces de transmitir hacen de esta zona del cuerpo una de las que más atención deben de recibir. Cada vez son más, tanto hombres como mujeres, las personas que deciden dedicar una pequeña cantidad de tiempo cada día hasta conseguir que sus cejas luzcan perfectas.

Como tener unas cejas perfectas

Al igual que cualquier otra moda, las tendencias que rodean a la estética de las cejas también ha ido cambiando con el tiempo. Basta con fijarnos en la gran cantidad de productos para cejas que tenemos en el mercado para darnos cuenta de cómo ha sido su evolución en los últimos años.

 

Pese a que tiempo atrás toda la industria de la belleza y de la moda defendía a ultranza lo relacionado con las cejas finitas, prácticamente invisibles, lo cierto es que en los últimos años esta tendencia ha cambiado de manera considerable, hasta llegar al punto de que todos los productos de los que ahora disponemos para cuidar nuestras cejas buscan el camino contrario, el encontrar la fórmula mágica para hacer que nuestras cejas tengan la apariencia de estar más pobladas y con más densidad de bello que nunca.

 

Sin embargo, si hay un denominador común entre ambas tendencias que han dominado el mercado en los últimos años es el que se refiere a la naturalidad. Las cejas deben de lucir naturales si queremos que tengan concordancia con nuestro rostro. Unas cejas demasiado artificiales pueden tirar por tierra todos los esfuerzos que hemos dedicado a cuidarlas…  ¿Quieres saber que trucos puedes utilizar para tener unas cejas perfectas?

5 Trucos para unas Cejas Perfectas

Ya que no existe una fórmula mágica para conseguir unas cejas perfectas, a continuación os proponemos una serie de trucos o consejos con los que conseguiréis que vuestras cejas tengan un acabado de cine.

  1. Olvida las modas

Como bien sabemos todos, las modas son algo pasajero. Ahora son las cejas gruesas las que están centrando toda la atención de la industria y hace unos años eran precisamente lo contrario, las cejas finitas, prácticamente invisibles.

A la hora de arreglarte, no hagas caso a las tendencias, que son algo pasajero, y céntrate en conocer tu rostro y cuál será el tipo de ceja que mejor acompaña a tu cara.

Ya que no existen dos caras iguales, tampoco deberían de existir dos cejas completamente iguales.

 

  1. Nunca permitas que tus cejas tengan menos recorrido que tus párpados

En una zona del cuerpo que exige tanta precisión como son las cejas, resulta de vital importancia no perder nunca la perspectiva. Unas cejas que sean de menor tamaño que el párpado restarán fuerza a tu mirada, consiguiente el aspecto contrario al que estás buscando.

Una de las reglas más importantes que debes de tener en cuenta a la hora de trabajar con ellas es que su longitud debe de ser exactamente la misma a la del párpado, ni por encima, ni por debajo.

 

  1. Dales la importancia que se merecen

Del mismo modo que es habitual que nos hidratemos la piel antes de acostarnos o recién levantados, la hidratación de nuestras cejas también debería de ser uno de los puntos en los que deberíamos de prestar una mayor atención. Una correcta hidratación de nuestras cejas facilitará que el bello crezca más fuerte y brillante.

 

  1. Pinta el arco de la ceja con más fuera que el comienzo

El arco de la ceja es una de las zonas que más fuerza pueden desplegar en tu mirada. No caigas en el error de maquillar toda la ceja con la misma intensidad, pues estarás obviando una de las principales bondades de las cejas, como la fuerza que puede aportar a tu rostro. Intenta intensificar un poco el color de tu ceja.

 

  1. Las cejas son hermanas, no gemelas

Este es uno de los errores que todos solemos cometer a la hora de comenzar a cuidar nuestras cejas. No caigas en el error de querer tener las dos cejas exactamente iguales, pues conseguirás el efecto complemente opuesto al que estás buscando. Unas cejas iguales no van a ofrecer más fuerza a tu mirada, al contrario, va a hacer que tu rostro pierda intensidad y, por ende, sus expresiones.

No hay ningún problema en que una de las dos cejas sea algo diferente a la otra. Lo importante, como comentábamos al principio, es que desprendan naturalidad.

Cejas Perfectas para Hombre

No cabe duda que los hombres se encuentran cada vez más interesados en todo lo que se refiere al cuidado y a la belleza. El crecimiento que ha experimentado un sector tan tradicional como el de las barberías es un buen ejemplo de ello. Plenamente conscientes fuerte crecimiento que el interés por la belleza masculina está suscitando, las barberías son, en la actualidad, uno de los lugares en los que los hombres pueden acudir para arreglarse las cejas.

Barberia arreglando las cejas a un hombre

Si bien es cierto que el ideal de cejas de mujer está muy definido, en el caso de los hombres no ocurre lo mismo y hay más discusión al respecto de cómo debería de ser la ceja perfecta para un hombre. Sin embargo, hemos detectado que sí que existen varios puntos en los que toda la industria que hace referencia a la belleza masculina parece estar de acuerdo.

 

Lo primero de todo, al igual que ocurre con las mujeres, el aspecto final de las cejas para hombre debe de ser natural. Diversos expertos en el campo de la belleza masculina han apodado a la ceja perfecta para hombre como la “ceja misteriosa”. Es decir, la ceja que es capaz de lograr el equilibrio entre una ceja depilada y un toque rebelde.

 

Ya que los hombres son más reticentes al uso de tintes y productos que logren unas cejas más pobladas, sus cuidados están centrados especialmente en la depilación. Y, en el caso de los hombres, son dos las reglas que deben de seguir para conseguir unas cejas perfectas:

  • Respetar la forma natural de la ceja

Cuanto más respetes la forma natural de la ceja, tu ceja va a desprender una mayor sensación de naturalidad.

No busques hacer una ceja demasiado fina, pues hará que parezca de mujer. Lo correcto es que mantengas su grosor original.

  • No depilar la parte superior de la ceja

La depilación de las cejas masculinas debe de centrarse en el entrecejo, eliminándolo al completo, y en la parte inferior. Una de las reglas que debes de seguir si eres hombre es evitar al máximo tocar la parte superior, pues es la zona que le va a dar una mayor naturalidad.

Cómo hacer tus Cejas Perfectas

Como ya hemos podido comprobar a lo largo del presente artículo, tener unas cejas perfectas es más fácil de lo que parece. Gracias a la fuerza y a la personalidad que son capaces de transmitir, son una de las zonas de nuestro rostro que más cariño merecen.

Si conseguimos hacer un buen trabajo con ellas, mantenerlas perfectas apenas será cuestión de un par de minutos cada día. Consigue unas cejas perfectas y dale a tu mirada la fuerza e intensidad que necesita. Y es que no lo olvides, unas buenas cejas depiladas valen más que mil palabras. Consigue unas cejas de ensueño y transmite la actitud y elegancia que tu mirada merece.